Signification de Chilango, Chilanga Ecole d’espagnol à Mérida au Mexique. Notre école au Mexique propose des cours d’espagnol pour les niveaux débutants, intermédiaires et avancés. Plusieurs choix de cours d’espagnol : intensif, à la carte, particulier, semi-intensif et cours d'espagnol en ligne. Notre méthode pour apprendre l’espagnol est basée sur la conversation. Les cours d'espagnol les moins chers de Mérida, Mexique. Nos professeurs d’espagnol sont passionnés et expérimentés. Retrouvez-nous sur Google+

Chilango / Chilanga

 

Es la palabra que usamos para la gente que nace en la Ciudad de México (Distrito Federal – D.F.)

Explicación

Existen varias versiones del significado de la palabra Chilango. Normalmente las personas de la capital se llaman Defeños, y Chilangos eran las personas de la provincia que iban a la capital y al regresar a sus hogares tenían una actitud prepotente. Pero en la actualidad les llamamos Chilangos a todas las personas que nacen y viven en la capital, y por lo general lo usamos de manera negativa, pues como en muchas partes del mundo, la gente del resto del país suele tener un resentimiento en contra de los capitalinos.

A pesar que durante muchos años a los capitalinos no les agradaba esta palabra, en las últimas décadas, las nuevas generaciones han aceptado este término de forma amigable. Incluso la palabra ha inspirado a nuevos movimientos culturales.

Teorías del origen de la palabra

Estas son algunas de las teorías sobre los orígenes de la palabra chilango.

Algunas pueden ser racistas:

1) Los de la capital tienen cuerpo de chile y cara de chango (simio): chilango

2) Cuando la gente de la capital iba a las playas de Veracruz, la gente local decía que se parecían a los peces rojos de nombre Huachinango que llegan en grupo.

3) Proviene de la palabra náhuatl “chilan-co” que significa “donde están los rojos” para referirse al color de la piel de la gente de la capital.

4) En el pasado los criminales eran concentrados en el D.F. y después enviados a la cárcel de la ciudad de Veracruz. Al llegar a la ciudad, los criminales estaban atados de las manos y formados en fila, similar a una “chilanga” (un atado de chiles). La gente llamaba a los criminales del D.F. chilangos.

Conclusión:

Si conoces a una persona que es del D.F. le puedes decir “chilango (a)”. No hay problema si lo dices de forma agradable.

Solo recuerda que algunas personas lo dicen de forma negativa para mostrar su rencor hacia los capitalinos.